:: Home ::

Eje trasero autodireccional

Indice artículos

 

El eje trasero autodireccional es una forma sencilla de hacer directrices las ruedas traseras. Este es un sistema sencillo y barato que permite una leve desviación de las ruedas traseras en el sentido de marcha. Este sistema es utilizado por marcas como Citroën en su modelo ZX. El sistema solo funciona a una velocidad determinada. En parado o baja velocidad no actúa.
El eje trasero esta montado sobre unas fijaciones elásticas que le permiten un cierto ángulo de giro. Cuando el vehículo toma una curva el eje trasero en conjunto se desplaza y, al hacerlo, orienta al mismo tiempo las dos ruedas del tren trasero en la misma dirección que las ruedas directrices.


El resultado final se traduce en que el tren trasero colabora en el mejor trazado de la curva de una forma parecida a como ocurre en un sistema de dirección en las cuatro ruedas, lo que favorece la mayor estabilidad del vehículo y le facilita un cierto aumento de la velocidad a que puede desenvolverse el automóvil en carreteras viradas y elevada velocidad, ya que el conductor llega a percibir la ayuda del eje trasero para mejorar la toma de las curvas. Además el eje trasero autodireccional reduce la inclinación de la carrocería durante el trazado de las curvas, lo que todavía proporciona al conductor una mayor impresión de seguridad. El sistema resulta, por lo tanto, de un funcionamiento automático y, por tanto, como veremos, tampoco comporta una complicación mecánica importante ni un encarecimiento del producto, desde luego muy lejos de los sistemas de dirección en las cuatro ruedas.

 

En la figura inferior podemos ver un conjunto de suspensión trasera dotado de un sistema de ruedas independientes con brazos tendidos, barras de torsión transversales, amortiguadores telescópicos, hidráulicos horizontales, cortos a la vez que eficaces, y barra estabilizadora.


El desplazamiento de giro de las ruedas traseras se consigue por medio de una unión elástica entre el eje trasero y la carrocería, siendo la pieza principal la unión elástica (3), cuya orientación en el sentido de la flecha (C) determina también el sentido de giro u orientación de la rueda, como se indica por medio de la flecha (A). Este desplazamiento viene provocado según la importancia de la fuerza que se aplique sobre el mismo neumático (flecha B), fuerza que se origina en el mismo momento en que el vehículo comienza la descripción de una curva, siempre teniendo en cuenta la velocidad a la que hace se hace este trazado. Cuando el vehículo retorna a la posición de marcha en linea recta, la fuerza (flecha B) desaparece y el eje trasero recupera su posición inicial, ya que la fuerza ejercida por la unión elástica (3) no se halla ahora bajo la influencia de las fuerzas laterales de la rueda que esta girando en linea recta.
El eje autodireccional se encuentra anclado a la carrocería, en la parte trasera y la zona del maletero, por medio de dos uniones elásticas provistas de calas autodireccionales.

 

 

 

 

© 2014 Aficionados a la Mecánica. Pagina creada por Dani meganeboy.