:: Home ::

Equipo limpiaparabrisas

Indice del curso

 

Este equipo auxiliar y necesario de los vehículos realiza la limpieza de la luna parabrisas, permitiendo una buena visibilidad al conductor en caso de lluvia, nieve, polvo, etc.
El conjunto esta formado por un motor eléctrico con un sistema de reducción incorporado, que transforma la velocidad del motor (unas 2500 a 3000 r.p.m.), a la velocidad necesaria en los brazos portaescobillas (raquetas) para obtener en las mismas un desplazamiento de vaivén de unas 50 o 70 oscilaciones por minuto. El equipo se complementa con unos dispositivos mecánicos situados en el panel delantero de la carrocería, los cuales reciben el movimiento del motor y constituyen el sistema de transmisión, para realizar el barrido y limpieza del cristal.

 

Motor eléctrico
Este motor debe ser capaz de vencer la fuerza de rozamiento que ejerce las raquetas o escobillas contra el cristal, en cualquier condición de funcionamiento. Este motor funciona con una tensión nominal de 12 voltios y una intensidad de 4 a 6 amperios.

 

Sistema de transmisión
Según la forma de transmitir el movimiento del motor a los brazos de raqueta, el sistema de transmisión y, por tanto, el conjunto de motor limpiaparabrisas puede ser normalmente de dos tipos:

Motor con transmisión por biela-manivela
Este sistema consiste en transformar exteriormente el movimiento circular de la rueda dentada en movimiento alternativo en los brazos de raqueta por medio de un conjunto de bielas y manivelas. El motor se acopla a un soporte (1) y transmite el movimiento de giro incompleto en los dos sentidos a los ejes (3) por medio del del brazo de mando (2), la biela de unión (4) y las manivelas (5). Estos mecanismos articulados reciben el movimiento del giro excéntrico del tetón (9) del extremo de la biela (4) montada en el eje de salida de la rueda reductora del motor (figura superior)..

 

Motor con transmisión por cable flexible
Este tipo de motor transforma interiormente el movimiento circular de la rueda dentada en movimiento alternativo, por medio una placa excéntrica montada a presión sobre la rueda, con un pistón excéntrico en el que se acopla una biela que transmite el movimiento alternativo a un soporte unido al cable flexible de transmisión, el cual se desliza por una guía montada sobre el soporte motor.

 

Funcionamiento
El cable flexible de transmisión esta formado por un alma de acero, el cual lleva enrollado un alambre, también de acero, en forma helicoidal, y se desliza por el interior de unos tubos engranando con las ruedas dentadas de los ejes secundarios de giro, a los cuales transmite el movimiento de vaivén y estos a las ruedas moleteadas, donde se acoplan los brazos portaescobillas. Este sistema tiene la ventaja de que se le puede acoplar adaptandose a las formas de la carrocería, y apenas ocupa espacio.

 

Funcionamiento eléctrico
El motor limpiaparabrisas funciona al recibir corriente de la batería a través de un interruptor conmutador situado generalmente en el volante y pasando por el interruptor de encendido (llave de contacto). El motor del limpia lleva un dispositivo en su reductora que sirve para hacer una parada automática. Esta parada automática sirve para cuando desconectamos la llave de contacto con el limparabrisas activado, hace que las raquetas no se queden en mitad del recorrido sobre el cristal sino que lo retorna a su posición inicial. El dispositivo, que se explica a continuación, consiste en una leva integrada a la rueda de reducción, la cual acciona un interruptor de parada situada en el soporte motor.


Al cerrar el interruptor en posición de marcha (M), la corriente de batería llega al motor directamente a través de un borne (1), con lo cual funciona normalmente hasta que se interrumpe la corriente. Al pasar el conmutador a la posición (P), el motor sigue funcionando al recibir corriente por el borne (2) a través del interruptor interior, hasta que la leva en su giro o desplazamiento abre los contactos del interruptor interior poniendo el borne (1) a masa, actuando como freno eléctrico en la posición en final o de reposo de las escobillas.

 

Existen motores con dos velocidades de funcionamiento para marcha lenta y rápida, los cuales incorporan en su circuito eléctrico una tercera escobilla y, dependiendo de la escobilla positiva que se conecta a la fuente de alimentación, se obtendrá una u otra velocidad de giro, funcionando ambas con un paro automático idéntico a los de una sola velocidad. La puesta en servicio de una u otra velocidad se realiza a través de un interruptor de tres posiciones (P; L y R) situado generalmente en el volante.

 

En la figura inferior se puede ver el esquema eléctrico para un limpiaparabrisas de dos velocidades, ademas cuenta con otra posición de intermitencia donde el limpiaparabrisas se activa cada ciertos segundos haciendo un barrido del cristal. Ademas el esquema eléctrico muestra también un motor eléctrico para la bomba del lavaparabrisas, que se encarga de proyectar agua sobre el cristal.

 

 

 

© 2014 Aficionados a la Mecánica. Pagina creada por Dani meganeboy.